En esta cinta de sexo dos jóvenes y una chica árabe se graban en un intenso trío. Se dice que las árabes son bastante sumisas, y esta no dió problema alguno para follar con dos sujetos sin titubear y follar, mamar y hasta gemir de placer. Es toda una putita sumida en el placer que le producen las pollas.